Saltar al contenido

Macarena Fernández, experta técnica en CITA

Escrito en Blog, y control de emisiones

Las casualidades no existen cuando el objetivo es salvar vidas y salvar el medio ambiente. Existe la profesionalidad, el buen hacer, la innovación, los desafíos ante nuevos retos, la investigación, la capacidad de ser punteros e ir siempre un paso por delante. Por ello, que AECA-ITV sea un referente internacional no es fruto de la casualidad, sino fruto del trabajo de amplios equipos profesionales que representan a más de 440 centros de ITV en nuestro país con cerca de 1.200 líneas de inspección. Hoy España tiene voz fuera de nuestras fronteras. Cuentan las opiniones de nuestros técnicos y expertos, como las de Macarena Fernández, directora Técnica y de Operaciones en VEIASA y una de sus representantes en el Comité Internacional de Inspección Técnica de Vehículos (CITA, por sus siglas en francés).

Desde que en 2015 fuera nombrada experta técnica del Grupo de trabajo 3 (WG3) “Resultados de Inspección Estandarizados”, los avances han sido muchos. También que la documentación oficial de los Congresos se publique ya en español (además de inglés, francés y alemán). Otro dato, Macarena es una de las tres mujeres que hay en órganos representativos de CITA. Sevillana, ingeniera industrial, 41 años, dos hijos y muchos desafíos por delante. También muchos logros.

De entrada, se ha conseguido que la documentación oficial de CITA se publique por fin en español, además de inglés, alemán y francés

CITA es una asociación internacional que también ha llegado a Sudamérica y Centroamérica y somos ya varios los países de habla hispana socios de CITA. Además, cada vez somos más españoles en los grupos de trabajo y en puestos relevantes de CITA y se tienen en cuenta nuestras opiniones y nuestro trabajo.

De hecho, fui la responsable de la traducción al español de las dos recomendaciones que se elaboraron en mi grupo y que fueron aprobadas en la Conferencia de Dubai en 2015.

Es su caso, usted es uno de los cuatro españoles con cargo en CITA y, además, una de las tres únicas mujeres en órganos de representación.

Efectivamente. En VEIASA, desde 2007 he sido jefa de Innovación, posteriormente coordinadora de Innovación, Calidad y Prospectiva Tecnológica y actualmente directora Técnica y de operaciones. Y, aunque en 2013 ya acudía como miembro del WG3, fue en 2015 cuando fui nombrada experta técnica en calidad por el Bureau Permanente.

Las opiniones de AECA-ITV son muy respetadas en organismos internacionales. Se nos considera responsables y ejemplo de buenas prácticas

Como experta técnica, mi cometido es promover la participación, aportar mi conocimiento y experiencia y realizar propuestas para trabajar los distintos temas que se tratan durante las sesiones del grupo como son la calidad de las inspecciones de vehículos, las cualificaciones y supervisiones al personal, la estandarización de los métodos de medición, las calibraciones o la imparcialidad e independencia de las empresas que proporcionan el servicio de ITV

¿Cómo ha sido su trabajo en estos años?

Muy interesante y aprendiendo mucho. Comparto mi grupo con otros expertos técnicos de Turquía, Alemania, Holanda e Irlanda y, por supuesto, con nuestra coordinadora, que es de Suecia. Hay interés, ganas de avanzar, ilusión en nuevos proyectos y compromiso de generar soluciones, no sólo en mi grupo de trabajo, también en el resto de grupos a los que asisten otros compañeros de VEIASA y de AECA-ITV. Estamos muy involucrados, no sólo a nivel nacional, también a nivel internacional. Y eso se siente.

¿Cuál es el peso de España en CITA?

En los últimos años, la presencia de los socios de AECA-ITV en CITA ha ido en aumento. De hecho, el presidente de CITA -el español, Juan Diego Rodríguez– es el Vicepresidente de Relaciones Exteriores de AECA-ITV. Asimismo, el Director Ejecutivo de CITA, Eduard  Fernández, también es español. Luego estamos tres expertos técnicos y un elevado número de participantes españoles en cada grupo de trabajo.

En Europa y fuera de Europa somos respetados por la aplicación de buenas prácticas en seguridad vial y medio ambiente, además de haberse implantado con éxito nuestro modelo de ITV en otros países.

Hay compromiso de generar soluciones, no sólo en mi grupo de trabajo, también en el resto de grupos a los que asisten otros compañeros de VEIASA y de AECA-ITV

¿Hay un antes y un después?

¡Claro que lo hay! Hace años no se nos tenía en tanta consideración, aunque ya hacíamos un importante trabajo, pero no teníamos suficiente representación en Europa. El año 2013 fue el punto de inflexión, a partir de la celebración de la Conferencia Internacional de CITA en Sevilla, que fue acogida por AECA-ITV y VEIASA, con cerca de 400 asistentes de más de 50 países, especialmente de Europa, y en la que pudieron comprobar la calidad, el rigor y el buen hacer con el que se realizan las inspecciones técnicas de vehículos en España.

A partir de este año, las empresas que formamos parte de AECA-ITV comenzamos a asistir en mayor número y con mayor frecuencia a los grupos de trabajo y, hoy por hoy, se requiere nuestra presencia y opinión, participamos y aportamos soluciones. España se tiene muy en cuenta. Y somos uno de los países que más representantes tenemos en los grupos de trabajo.

¿En qué consiste exactamente su labor?

Como experta técnica, intentamos incluir las mejores prácticas en las recomendaciones que elaboramos. Se trata de documentos que pueden ayudar tanto a aquellos países que van a implantar la ITV como a los que ya la tienen. Está bien saber qué se hace y cómo se trabaja en otros sitios. Son documentos enfocados siempre a la calidad, a la estandarización de los métodos de medición y a la imparcialidad de las empresas de ITV.

En la Conferencia de Dubai de 2015 se aprobaron dos recomendaciones en las que usted estuvo muy implicada. ¡Y en español!

(Macarena sonríe. Siempre con el ‘nosotros por delante y en un plural con el que comparte estos avances con sus compañeros de VEIASA y de AECA-ITV)

Sí, se dio el visto bueno a la recomendación número 9, requisitos de calidad para organismos de inspección y empresas que participan en la ITV y a la recomendación 18, sobre formación y competencia del personal.

Actualmente estamos trabajando en la elaboración de tres nuevas recomendaciones encaminadas a recoger esta política de buenas prácticas. Una de ellas enfocada a los requisitos que debe cumplir el personal inspector, especialmente en lo relativo a su cualificación y formación.

Otra de las recomendaciones está orientada a los equipos que se utilizan durante la inspección en cuanto a su relevancia, funcionamiento, homologación, calibraciones, etc. Y una tercera dirigida a la eficacia de la supervisión, entendida como aquella que realizan los organismos externos para supervisar y controlar a las empresas que se dedican a la ITV.

Actualmente, estamos trabajando en la elaboración de tres nuevas recomendaciones encaminadas a recoger esta política de buenas prácticas

¿Y cómo se supervisa la labor de la ITV?

Es necesario comprobar que se cumplen todos los estándares. En el caso de España, este examen corre a cargo de la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC), designada por el Gobierno. En nuestro caso, viene a certificar la competencia técnica de los operadores y el cumplimiento de los requisitos de la norma ISO 17020 como entidad de inspección de tercera parte.

Acaba de celebrarse en Asturias una reunión en la que han participado profesionales del mundo del motor de toda Europa y donde se han dado pasos importantes del proyecto SET II.

Sí, y con mucho éxito. La reunión fue convocada por el WG2 de CITA, dedicado al análisis y desarrollo de los Sistemas de Protección ambiental y se expusieron los  avances y resultados obtenidos hasta el momento en el proyecto SET II. Este proyecto surgió a raíz del caso Dieselgate, con el objetivo de definir un método que permita medir durante la ITV las emisiones reales de óxidos de nitrógeno (NOx) procedentes de la combustión de los vehículos.

En los controles actuales no se comprueban estos gases, que son muy nocivos para la salud de las personas y para el medioambiente y que se dan en mayor medida en los vehículos mal mantenidos o manipulados, por lo que se vio la necesidad de llevar a cabo proyectos como éste en el que participan distintos países de Europa para dar respuesta a esta necesidad técnica, social y medioambiental. Asimismo, se podrán detectar posibles manipulaciones de los sistemas anticontaminación a través de la centralita del vehículo.

Hablando de retos, tenemos por delante el nuevo Real Decreto de ITV. ¿Qué va a suponer?

El nuevo Real Decreto traspone la nueva directiva europea sobre ITV que entrará en vigor en mayo de 2018 y posibilitará, entre otras cosas, que en las inspecciones técnicas se analicen las centralitas de los vehículos y puedan medirse otras emisiones de gases además de las que se miden actualmente, contribuyendo de este modo a garantizar que los vehículos estén en buenas condiciones desde el punto de vista medioambiental y, por supuesto, de la seguridad vial, durante su uso.

Y muchos cambios por llegar que deberán superar muchos escollos. El coche eléctrico, el coche sin conductor…

La ITV debe ayudar a resolver los problemas de seguridad vial y de contaminación. Y las empresas que integran AECA–ITV van a estar siempre ahí.

Compartir esta página:

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *