Saltar al contenido

La necesidad de un control de emisiones más exhaustivo

Escrito en Blog

Las manipulaciones en los sistemas de control de emisiones de los vehículos, hecho reconocido por el fabricante alemán Volkswagen, y que también ha salpicado a otras marcas de automóviles, es un hecho de suma gravedad.

Un reciente estudio llevado a cabo por investigadores del MIT cifra el impacto que tendrá sobre la salud pública el fraude de Volkswagen. Las conclusiones apuntan a que las emisiones contaminantes por encima de lo permitido de vehículos Volkswagen vendidos entre 2008 y 2015 causarán alrededor de 1.200 muertes prematuras en Europa en el transcurso de la próxima década, sobre todo en el país germano, que aglutinará el 60% de los fallecimientos tempranos.

Estos fraudes y sus consecuencias sobre la salud pública inquietan, no solo a las autoridades responsables de velar por el cumplimiento de la normativa y a la propia ciudadanía, que observa como la contaminación producida por los vehículos es muy superior a lo que se dice, sino también a las empresas responsables de la inspección técnica de vehículos.

Controles de emisiones más exhaustivos

Los controles que se realizan en las ITV, dada la normativa actual, no pueden medir todo tipo de gases nocivos, pero está claro que existe tecnología suficiente para realizar un control más exhaustivo de las emisiones contaminantes y que es posible una detección más eficaz de manipulaciones ilegales. Al objeto de sensibilizar a las Administraciones Públicas de dotarse de una legislación que permita aplicar las mejoras tecnológicas existentes en el control de emisiones y en la detección de fraudes, AECA-ITV colabora con dichas Administraciones, así como con el Comité Internacional para la Inspección Técnica de Vehículos (CITA por sus siglas en francés).

Este organismo internacional viene impulsando diversos proyectos para la mejora tecnológica de las inspecciones técnicas de vehículos. Uno de ellos, el SET II (Test de emisiones sostenibles), pretende impulsar un procedimiento para llevar a cabo la medición de emisiones contaminantes, tales como los óxidos nitrosos (fuente del escándalo de Volkswagen) o las micropartículas, así como, detectar la manipulación, desconexión o desmontajes fraudulentos que determinados talleres han venido practicando sobre los dispositivos anticontaminación. Al mismo tiempo, es necesario que se incorporen a la ITV las nuevas tecnologías de lectores OBD capaces de comunicarse con las centralitas informatizadas de los vehículos más modernos y extraer de las mismas toda la información necesaria para completar la inspección que se realiza en la actualidad.

Actuamos en el sector de la automoción en encontrar con rapidez soluciones que reduzcan las emisiones que provocan los vehículos y que dañan la salud de los ciudadanos y el medio ambiente

Está claro que existe tecnología suficiente para hacer un control más exhaustivo de las emisiones contaminantes y que es posible una detección más eficaz de fraudes en forma de manipulaciones ilegales. El verano pasado, desde AECA-ITV mantuvimos unas jornadas de trabajo con el Ministerio de Industria (se adjuntan aquí las ponencias expuestas durante la Jornada), en las que AECA-ITV explicó por qué es necesario introducir en el régimen de inspecciones periódicas de los vehículos la medida de los NOx y de las micro partículas que emiten los vehículos, al objeto de comprobar que los valores que declaró el fabricante en el momento de su homologación se mantienen a lo largo de su vida útil.

Esperamos que estos trabajos conciencien aún más a todos los que, de una u otra forma, actuamos en el sector de la automoción en encontrar con rapidez soluciones que reduzcan las emisiones que provocan los vehículos y que dañan la salud de los ciudadanos y el medio ambiente.

Compartir esta página:

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *