Saltar al contenido

El sistema español de ITV entre los más avanzados de Europa al inspeccionar vehículos agrícolas y de dos ruedas

Escrito en destacado, Seguridad Vial, vehículos agrícolas, y vehículos de dos ruedas

El objetivo de cero muertes en carretera en 2050 establecido por la UE, recalca el papel imprescindible que tiene la inspección técnica de vehículos para poder alcanzar esta meta. España es de los alumnos más aventajados en la inspección técnica de vehículo al tener implantado un sistema de ITV que abarca la práctica totalidad de los distintos tipos de vehículos motorizados que circulan por las carreteras. Cosa que no sucede en la mayoría de países europeos.

Tal es el grado de desarrollo del sistema español, que en nuestro país las inspecciones de motocicletas, ciclomotores y vehículos agrícolas resultan algo cotidiano y normal para el usuario de a pie, mientras que en otros países de nuestro entorno algunas de ellas se están empezando a plantear realizarlas en determinados casos (Motocicletas y vehículos agrícolas) mientras que en otros ni se contempla (ciclomotores). La Directiva de control técnico establece la obligatoriedad de que los vehículos de dos o tres ruedas que pertenezcan a las categorías L3e, L4e, L5e y L7e, con una cilindrada de más de 125 centímetros cúbicos. A su vez, establece también la obligatoriedad de que tengan que pasar la ITV los tractores de ruedas de la categoría T5 utilizados principalmente en vías públicas con una velocidad nominal máxima superior a 40 km/h. En el caso de los ciclomotores, esto no aparece mencionados siquiera por la Directiva pese a la alta siniestralidad de accidentes con este tipo de vehículos en jóvenes, en todos aquellos países en los que se usa asiduamente este tipo de vehículos.

El número de fallecidos por accidente de ciclomotor en vías urbanas, desde que se implantó la ITV para estos vehículos a finales de 2007, ha experimentado una caída de casi el 80%.

Por delante en vehículos agrícolas

En los vehículos agrícolas, especialmente tractores, el sistema español de ITV y su normativa siguen unos criterios más exigentes que los que marca la Directiva. En España es obligatoria la ITV a todos los vehículos agrícolas, independientemente de la velocidad que desarrollen, entendiendo que estos vehículos tienen una doble componente de riesgo y peligrosidad, una siniestralidad en el trabajo,  (necesidad de estructuras de protección, sistemas de frenado adecuados al vehículo, neumáticos, etc… y una segunda componente que es la seguridad en carretera, al tener que desplazarse siempre como un vehículo especial por las vías públicas, y con más razón actualmente que los tractores pueden desarrollar velocidades de más de 40 Km/h, e incluso algunos de más de 80 km/h.

En España es obligatoria la ITV a todos los vehículos agrícolas, independientemente de la velocidad que desarrollen

España pionera en la ITV a motocicletas y ciclomotores

El sistema español de ITV también supera los criterios establecidos en la Directiva de control Técnico. Las motocicletas se están inspeccionando desde 1987, y la ITV a ciclomotores se implantó en 2007. El número de fallecidos por accidente de ciclomotor en vías urbanas, desde que se implantó la ITV para estos vehículos a finales de 2007, ha experimentado una caída de casi el 80%. En concreto, la cifra de defunciones en vías urbanas por accidentes de ciclomotor en 2006 fue 133 personas, mientras que en 2015 la cantidad se redujo hasta los 28 fallecidos. Estas cifras si bien son motivo para poner en valor la importancia del mantenimiento de las condiciones técnicas de los vehículos en la reducción de la siniestralidad en especial en las vías urbanas y que España haya sido de los países europeos pioneros en implantarla, desde AECA-ITV no caemos en la autocomplacencia. Somos conscientes de los retos presentes y futuros que se plantean en un sector tan dinámico como el del automóvil. Es por ello que desde las empresas de ITV se apuesta por una formación permanente de su personal y por una estrecha colaboración con las instituciones y organismos oficiales, a fin de que el servicio de ITV redunde en una disminución aún mayor de los accidentes y víctimas mortales en carretera y de ayudar a mantener el medio ambiente

Compartir esta página:

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *