Saltar al contenido

La Inspección Técnica de Vehículos

La ITV es un sistema fiable y seguro cuyo fin es eliminar, en lo posible, el riesgo de accidentes y controlar las emisiones, contribuyendo a una mayor seguridad vial y a una adecuada protección del medio ambiente

Adaptándose a lo establecido por la Comunidad Europea, en España se ha implantado un sistema de inspección fiable y seguro –con voluntad de servicio público– cuyo fin es eliminar, en lo posible, el riesgo de accidentes y controlar las emisiones de los vehículos, contribuyendo así a una mayor seguridad vial y a una adecuada protección del medio ambiente.

Los vehículos matriculados o puestos en circulación deberán someterse a inspección técnica en una de las Estaciones de Inspección Técnica de Vehículos al efecto autorizadas por el órgano competente en materia de Industria en los casos y con la periodicidad, requisitos y excepciones que se establecen en la reglamentación.

La inspección técnica, una vez comprobada la identificación del vehículo, versará sobre las condiciones del vehículo relativas a seguridad vial, protección del medio ambiente, inscripciones reglamentarias, reformas y, en su caso, vigencia de los certificados para el transporte de mercancías peligrosas y perecederas.

El resultado de la inspección puede ser...

FAVORABLE, O FAVORABLE CON DEFECTOS LEVES

El resultado de favorable y favorable con defectos leves permite que el vehículo pueda circular con normalidad hasta que vuelva a caducar la inspección. En el caso de que la inspección sea favorable con defectos leves, el propietario del vehículo debe corregirlos, pero no tiene la obligación de volver a la estación para comprobar la subsanación de dichos defectos.

DESFAVORABLE

En el caso de que la inspección sea desfavorable por haber detectado en el vehículo defectos graves, el titular del mismo está obligado a repararlo y volver a la estación de ITV donde pasó la primera, en el plazo de dos meses, para comprobar la subsanación de dichos defectos.

NEGATIVA

En el caso de diagnosticarse defectos muy graves, la inspección se considera negativa y el vehículo no está autorizado a abandonar la estación de ITV por medios propios, sino que tendrá que hacerlo transportado por una grúa hasta el lugar de reparación y volver para comprobar la subsanación de los defectos.

Recuerde que la legislación vigente prevé la sanción que deben imponer los agentes de tráfico a los vehículos que, estando obligados, no pasen la Inspección Técnica. En este sentido, el identificativo adhesivo que se entrega como comprobante de haber pasado la ITV, deberá colocarse, bien visible, en el ángulo superior derecho del parabrisas delantero.

Para asegurar la máxima calidad en la realización de los controles, los centros de inspección tienen implantado un Sistema de Calidad y están acreditados por un Organismo Nacional de Acreditación (ENAC) o equivalente, que asegura la adecuación dea los estándares de calidad del sistema de inspección implantado por la empresa a la normativa vigente.

Al terminar el proceso de inspección...

Se entrega al usuario una copia del informe de inspección con el resultado y el distintivo en caso favorable, que se ha de colocar en el parabrisas interior del vehículo en el lado derecho superior, se informa a los servicios de Industria y a la Dirección General de Tráfico y, por último, se sella y firma la tarjeta de inspección del vehículo, con el resultado de la inspección.

Compartir esta página: