Saltar al contenido

El presidente de AECA-ITV explica el modelo de inspecciones técnicas de vehículos en España

Escrito en Blog

Congreso Comité Internacional de Inspección Técnica de Vehículos (CITA) en Costa Rica

El presidente de AECA-ITV, Luis Gutiérrez Pando, ha presentado el modelo de las inspecciones técnicas de vehículos en el Congreso que el Comité Internacional de Inspección Técnica de Vehículos (CITA, por sus siglas en francés) ha celebrado en Costa Rica.

El presidente de AECA dio a conocer los últimos datos del estudio realizado en colaboración con la Universidad Carlos III de Madrid en los que se comprobó que las estaciones de ITV evitan al año 133 víctimas mortales, cerca de 12.000 heridos de distinta consideración y al menos 17.700 accidentes de tráfico. Este mismo estudio afirma también que si el total de los vehículos que no acuden a las inspecciones obligatorias lo hubieran hecho, podrían haberse evitado al menos 8.800 accidentes, más de 7.000 heridos y 81 muertes adicionales. Se incluye también un estudio de emisiones de gran interés: Las muertes prematuras evitadas por exposición a contaminantes atmosféricos son 406 al año, aproximadamente. Si todos los automóviles hubieran pasado la ITV, podrían evitarse cerca de 80 muertes prematuras adicionales.

En términos económicos, según explicó el presidente de AECA-ITV,  evitar ese número de víctimas supone una contribución de la ITV a la seguridad vial de al menos 330 millones de euros. Si los vehículos que no han pasado la inspección lo hubieran hecho, la contribución se cifraría en 200 millones de euros adicionales. La contribución económica por muertes prematuras evitadas por contaminación atmosférica se cifra en 485 millones de euros, más 90 millones de euros adicionales si todos los turismos pasasen la ITV.  En resumen, el beneficio social de la ITV se cifra en unos 815 millones de euros anuales, que podrían ser 290 millones, más si se eliminase el absentismo.

“La ITV en España está claramente comprometida con un medio ambiente cada día más saludable. Mantenemos una colaboración permanente con el Ministerio de Industria para impulsar normativas que permitan a España tener un parque de vehículos cada día menos contaminante”, explicó Gutiérrez Pando. En 2017 se aprobó un nuevo Manual de Procedimientos de Inspección de las Estaciones de ITV haciendo más estricto el control de emisiones y desde el 10 de septiembre de 2018 se están utilizando en la inspección los dispositivos de lectura del sistema OBD, que comprueban el correcto funcionamiento de los sistemas de control de emisiones. También se comprueba que no han sido manipulados ni presentan desconexiones o desmontajes fraudulentos.

Experiencia en Centro y Sudamérica

El taller de trabajo, que se ha realizado los días 7 y 8 de noviembre, ha puesto sobre la mesa el presente y el futuro de las  inspecciones técnicas de vehículos en Centro y Sud América. En el encuentro estuvieron presentes el viceministro de Transportes, Ministerio de Obras Públicas y Transportes de Costa rica, Eduardo Brenes, y el presidente de CITA, el español Juan Diego Rodriguez, además de expertos vinculados al sector.

La experiencia de España es un hecho. En Europa, y fuera de Europa, la Asociación Española de Entidades Colaboradoras con la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos es respetada por la aplicación de buenas prácticas en seguridad vial y medio ambiente, además de haberse implantado con éxito nuestro modelo de ITV en otros países. En ese sentido, el presidente hizo  una radiografía de una asociación  que cuenta con 80 empresas, 440 centros de ITV, 1.200 líneas de inspección y 20 millones de inspecciones al año. Para Gutiérrez Pando, la ITV es el principal instrumento para garantizar que los vehículos se encuentran en buenas condiciones para circular, lo que evita accidentes y preserva el medio ambiente.

Conocer estas cifras es importante para un continente que ha metido la ‘primera’ y donde el sector automotriz  se ha intensificado extraordinariamente en las últimas décadas con graves consecuencias para la salud y el bienestar público. El problema principal para sus  gobiernos reside principalmente en el precario estado de los vehículos más antiguos. Además de la seguridad vial, la contaminación causada por  la falta de mantenimiento implica aumentos en el consumo de combustible y, consecuentemente, en la emisión de gases de efecto invernadero, poniendo en peligro la seguridad y la salud de la población y del planeta.

Compartir esta página:

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *