Saltar al contenido

AECA-ITV se suma al Día Mundial de la Acción frente al Calentamiento Terrestre

Escrito en Blog

El 28 de enero se celebra el Día Mundial de la Acción frente al Calentamiento Terrestre, también conocido como Día Mundial por la Reducción de las Emisiones de CO2. Este día fue designado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con el objetivo de crear conciencia y sensibilizar a los habitantes de nuestro planeta sobre el cambio climático y los impactos ambientales que éste ocasiona. Una preocupación que compartimos desde AECA-ITV donde nuestros objetivos son la seguridad vial, preservar el medio ambiente y, en consecuencia, la salud de las personas.

En ese sentido, el último estudio elaborado por el Instituto de Seguridad de los Vehículos Automóviles “Duque de Santomauro” (ISVA) de la Universidad Carlos III de Madrid “Contribución de la Inspección Técnica de Vehículos a la Seguridad Vial y a la protección de la salud de los ciudadanos y del medioambiente” , ha incluido como novedad al último informe elaborado en 2012 un estudio de emisiones de gran interés: Las muertes prematuras evitadas por exposición a contaminantes atmosféricos son 406 al año, aproximadamente. Si todos los automóviles hubieran pasado la ITV, podrían evitarse cerca de 80 muertes prematuras adicionales.

El ISVA ha evaluado el 20,28% de las 13.575.378 inspecciones técnicas realizadas a nivel nacional a turismos; el 21,55% de las 969.867 realizadas a motocicletas y ciclomotores y el 6,68% del total de inspecciones hechas a los 3.374.714 vehículos ligeros destinados al transporte de mercancías. En el estudio queda reflejado que los vehículos de mayor antigüedad presentan para todos los tipos de vehículos mayor número de defectos. Se puede afirmar que estadísticamente son vehículos más inseguros y menos respetuosos con el medio ambiente.

Desde AECA-ITV se recuerda que este estudio viene motivado por la alarma social que ha provocado el aumento del número de accidentes de tráfico (un 23% desde 2012 a 2016) y el impacto en la salud de los ciudadanos y en el medioambiente de los gases contaminantes que emiten los vehículos, y cómo contribuyen las ITV a la reducción de esas cifras, garantizando el correcto estado de mantenimiento de los mismos. En ese sentido, en los últimos 10 años (de 2007 a 2017) el número de estaciones de ITV han pasado de 301 a 463. También el número de líneas ha pasado de las 766 en 2007 a las 1.210 en 2017, lo que representa un esfuerzo continuado por parte del sector en perfeccionar cada día más su infraestructura.

En términos económicos, la contribución económica por muertes prematuras evitadas por contaminación atmosférica se cifra en 485 millones de euros, más 90 millones de euros adicionales si todos los turismos pasasen la ITV. Si sumamos la contribución de la ITV en seguridad vial (cuantificada en al menos 330 millones), estamos hablando de que el beneficio social de la inspecciones técnicas de vehículos se cifra en unos 815 millones de euros anuales, que podrían ser 290 millones más si se eliminase el absentismo.

“Preservar el medio ambiente es un trabajo importante que nos compete a todos como ciudadanos. Y la ITV es el instrumento que tiene la Administración para saber que los vehículos que están en circulación cumplen las normas, también las relativas a emisiones”, apunta el director gerente de AECA-ITV, Guillermo Magaz. “Nuestro sistema de inspecciones deberá atender la necesidad de mejorar la calidad del aire que respiramos y los nuevos modelos de movilidad que empiezan a esbozarse de cara al futuro”.

Balance del OBD

La normativa que regula en España la inspección técnica de vehículos y que entró en vigor en 2018 (Real Decreto 920/2017) arroja un balance interesante (datos del pasado mes de junio): el control de emisiones en vehículo ligeros y pesados por medio de la lectura de los registros en las centralitas del motor consiguió detectar unos 180.000 vehículos más con emisiones no acordes a la normativa aplicable. El año anterior,  los vehículos con defectos graves y leves por emisiones contaminantes fueron 1.418.253.

De todos los vehículos en los que se realizó la lectura de los códigos de diagnosis On Board Diagnostics (OBD), se detectó que alrededor de un 5% tenían algún defecto grave. En concreto, según datos de AECA-ITV, el defecto grave más importante detectado, apareciendo en el 80% de los vehículos inspeccionados, fue la existencia de códigos de error del sistema registrados en la memoria de la centralita de motor.

La normativa OBD fue la medida estrella que lanzó la nueva regulación de las ITV, donde se obliga a todas las estaciones a disponer del equipo de conexión con el sistema de diagnóstico a bordo para realizar la lectura de los códigos en los vehículos. Esto ha supuesto que la verificación de emisiones sea más precisa y ha obligado a todos los operadores de ITV a adaptar sus instalaciones y equipos a los nuevos requerimientos, con un incremento de costes en equipos y formación del personal. Así, las estaciones deben disponer de herramientas de lectura de diagnóstico que se conectan con los ordenadores de a bordo de los vehículos para hacer un mayor control sobre emisiones contaminantes. También se comprueba que no ha sido manipulado ni presenta desconexiones o desmontajes fraudulentos.

La emisión de gases de efecto invernadero provoca lo que se denomina calentamiento global. “Para revertir el daño medioambiental es fundamental la colaboración de todos y la educación desde las aulas. Es necesario crear conciencia sobre la importancia de reducir nuestra huella de carbono y evitar en la medida de lo posible la producción excesiva de CO2 y del resto de gases contaminantes”, insiste Magaz.

La introducción de la lectura de los códigos OBD aumentó en 180.000 los vehículos que no superan la prueba de emisiones contaminantes en un año

 

Compartir esta página:

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *