Skip to content

¿En qué consisten el asistente de velocidad y la cámara de marcha atrás que serán obligatorios a partir de 2022?

Posted in Blog

En la búsqueda por alcanzar el objetivo de cero víctimas en las carreteras europeas para el 2050, la Unión Europea ha establecido que, a partir de 2022, todos los coches nuevos cuenten obligatoriamente con una serie de dispositivos que mejoran la seguridad vial: el asistente de velocidad y la cámara de marcha atrás.

De acuerdo con datos de la Comisión Europea, el 90% de los accidentes de tráfico se deben a errores humanos; por eso, para mejorar la seguridad vial, es clave la implementación de sistemas de ayuda al conductor. Se trata de una tecnología que ya existe en muchos vehículos pero que a partir del próximo año será obligatoria para los vehículos nuevos.

El asistente de velocidad inteligente (ISA)

Las autoridades explican que una de las principales causas de accidentes y también de las consecuencias fatales de muchos de ellos, se debe al exceso de velocidad. Por ello, con la obligatoriedad de contar con este dispositivo, se busca controlar este factor.

El asistente de velocidad inteligente o ISA, por sus siglas en inglés, es un sistema que emplea la cámara frontal del vehículo para reconocer las señales de límite de velocidad y la información del sistema de navegación por medio de un software, para advertir si el conductor está superando la velocidad permitida en cada tramo. Aunque no se encarga de frenar el vehículo, sí avisa al conductor sobre ello y puede limitar automáticamente la velocidad del vehículo, reduciendo su potencia, si así lo configura el conductor.

La cámara de marcha atrás

La cámara trasera con detección de tráfico cruzado también forma parte de los Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción (ADAS). Las versiones más completas de estos dispositivos incluyen asistencia en el momento de aparcar a través de líneas guía que marcan la trayectoria adecuada del vehículo. Esta cámara se activa automáticamente cada vez que el conductor inserta la marcha atrás, aunque también se puede activar de forma manual.

De acuerdo con datos de la Dirección General de Tráfico, el 57% de los accidentes de tráfico en España en 2019 podrían haberse evitado si todos los vehículos que transitan por nuestras carreteras tuvieran instalados algunos de estos asistentes de conducción.

Compartir esta página

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *