Skip to content

Enciende las luces de Navidad, pero también las de tu coche

Posted in Blog

Es hora de encender las luces y no sólo las de Navidad que iluminan estos días nuestra ciudad. Nosotros nos referimos a otras luces, las que deben estar en pleno funcionamiento todo el año, las que permiten ver y que te vean. Las que salvan vidas. Son las luces de tu coche, tus ojos en carretera. Y, sin embargo, ¡suspenso! Y suspenso muy grave. ¿Sabías que los defectos graves más comunes en 2019 detectados en la ITV fueron los de alumbrado y señalización (27,5%)?

Año tras año tropezamos en la misma piedra. Por eso, año tras año insistimos en dar este mensaje. En la estación de ITV, el inspector comprobará mediante el regloscopio la orientación de las luces de cruce y carretera. También se comprueba que estén homologados los dispositivos de iluminación y señalización y que tengan el número reglamentario de luces y estén en perfecto estado de funcionamiento todas ellas.

Eso es lo que hará el inspector por tus luces. Pero ¿qué puedes hacer tú? En principio, conocerlas y saber en qué momento usar cada una en función del tipo de trayecto, de horario, de las condiciones meteorológicas, etc.

Tipo de luces

Como regla general, diremos que las luces se dividen en luces para ver y luces para ser vistos por el resto de conductores y peatones.

Luces para ver. En este capítulo están la luz corta y luz larga. Y la antiniebla delantera. Las tres son imprescindibles para la conducción.

La luz corta o de cruce es la que se usa de noche siempre y de día cuando hay visibilidad reducida (niebla, lluvias) o en túneles, carriles reversibles y adicionales. Hay muchos países donde la luz de cruce se lleva durante todo el día. Dinamarca, Hungría, Italia o Francia, por ejemplo. En España no es obligatorio, pero sí aconsejable.

La luz larga o de carretera solo se emplean por la noche en carreteras mal iluminadas y habrá que cambiar a luz corta o de cruce cuando se nos cruce otro vehículo o un peatón y así evitar deslumbrarlos.

La luz antiniebla delantera se debe utilizar cuando hay lluvia intensa, nevada o niebla espesa o nubes densas de humo o polvo, en apoyo a la luz de cruce.

Luces para ser vistos: Hablamos de las luces de marcha atrás, de posición, intermitentes y la antiniebla trasera.

Las luces de marcha atrás son blancas, iluminan la parte trasera cuando se hacen maniobras y avisa a conductores y peatones que el coche circula hacia atrás.

Las de posición son de color rojo. Acompañan a las luces obligatorias e indican la posición y anchura del vehículo. Se activan automáticamente y no iluminan, pero permite hacerlo visible. Si paras en el arcén, no dejes de encenderlas. Las luces intermitentes, de color anaranjado o rojo, sirven para indicar a otros vehículos en circulación que se tiene la intención de cambiar la dirección, de incorporarse o de salir del flujo de circulación, cambiar el sentido o efectuar un cambio de dirección, entre otros.

Por último, las antiniebla traseras son una o dos luces rojas, más intensas que las de posición, situadas detrás para evitar alcances. Su uso es obligatorio para todos los vehículos (salvo motocicletas), para señalizar su situación cuando hay una nube de polvo, niebla, lluvia o una nevada intensa.

Si fallan todas las luces, si hay un número mayor o menor de lo reglamentario, si tienes luces obligadas en los laterales y fallan todas, si no están homologadas o su ubicación es incorrecta, si el piloto o bombilla esta suelta, si el color es incorrecto, si al encender la luz se enciende otra luz diferente… estaremos ante un defecto grave y tu coche será uno de ese 27,5% que es noticia. Además, estarás obligado a reparar el defecto y volver a la estación de ITV para comprobar el correcto estado de las luces.

Enciende las luces de Navidad, pero también las de tu coche. ¡Salva vidas!

 

 

 

Compartir esta página

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *