Skip to content

La ITV, un procedimiento seguro

Posted in Blog

Debido a la emergencia sanitaria por el COVID-19 han sido varios los cambios que se han implementado en el proceso de inspección técnica de vehículos para garantizar la seguridad no solo de los usuarios sino también de los trabajadores, sin afectar la efectividad de la inspección.

Las estaciones de ITV han tomado todas las acciones necesarias para garantizar el cumplimiento de las medidas de higiene y prevención establecidas por las autoridades competentes y asegurar así que sus instalaciones sean lugares seguros tanto para los usuarios como para quienes allí trabajan.

Más allá de la obligatoriedad del uso de la mascarilla, el Ministerio de Industria aprobó en el 2020, de forma excepcional, una versión específica del Manual de Procedimiento de Inspección de las Estaciones de ITV (versión 7.4.1. COVID-19) con la finalidad de reducir al máximo el contacto entre el inspector y el usuario. Y, a partir del próximo 1 de junio entrará en vigor la versión 7.5.0 COVID-19.

Cambios en la revisión

Una de las principales recomendaciones que han hecho desde el sector de la ITV es intentar, en la medida de lo posible, atender con cita previa para así reducir al mínimo el tiempo de espera en las instalaciones. Luego, al llegar, se le indica al conductor la necesidad de que su ventanilla esté parcialmente bajada y el resto de las ventanillas completamente abiertas con el fin de que el inspector pueda comprobar la apertura de puertas y el acondicionamiento interior, sin acceder al habitáculo del vehículo.

También se recomienda acudir una sola persona, sin otro ocupante además del conductor, así como el pago con tarjeta. No es necesario que el usuario se baje del vehículo, pues toda la documentación la recibirá directamente el inspector antes del inicio del procedimiento y se le entregará al finalizar, junto con el informe de inspección y la pegatina de ITV.

Novedades en la prueba de emisión de gases

Uno de los principales cambios que se han introducido en las ITV como consecuencia del COVID-19 tiene relación con la prueba de emisión de gases. Para reducir las posibilidades de contagio, la lectura OBD ha quedado limitada a determinados vehículos, ya que realizar la lectura del diagnóstico a bordo de emisiones supone acceder al habitáculo del vehículo por parte del inspector.   Esta limitación no existe para los vehículos industriales de más de 3.500 kg y autobuses. De acuerdo a la normativa, el inspector se introduce en el vehículo con los EPI´s recomendados para conectar el puerto.

En cualquier caso la prueba de emisiones se realiza o por medio de una sonda que se coloca en el tubo de escape para medir los gases que se emiten o conectándose a las centralitas del vehículo.

Para conocer más sobre los cambios introducidos en el proceso de ITV, puedes visitar el canal de YouTube de AECA-ITV y ver el vídeo explicativo.

Compartir esta página

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *