Saltar al contenido

Las motos también son para el verano

Escrito en Blog, y destacado

Las motos también son para el verano. Desde AECA-ITV queremos lanzar un mensaje positivo para un medio de transporte rápido y seguro siempre y cuando se cumpla la normativa vigente y se conduzca con responsabilidad. Y esa responsabilidad pasa por evitar el absentismo. ¿Sabías que, según el Estudio sobre Contribución de la ITV a la Seguridad Vial publicado por la Universidad Carlos III, el 58,43% de las motocicletas y ciclomotores que circulan por nuestro país no tiene la ITV en vigor? ¿Qué pasaría si todas las motos que circulan en carretera tuvieran su documentación a punto?

No tenemos un oráculo, pero sí cifras de la Dirección General de Tráfico que ponen negro sobre blanco con datos cuando menos alarmantes: los accidentes de motos encadenan tres años de alza con 359 muertos. Mejores noticias aporta la siniestralidad en los ciclomotores, que se ha frenado desde 2009 y ha pasado de 156 a 49 muertos.

El objetivo de la UE, cero muertes en carretera en 2050, es nuestro objetivo y evidencia el papel imprescindible que tiene la inspección técnica de vehículos para poder alcanzar esta meta. De hecho, el sistema español de ITV está entre los más avanzados de Europa al inspeccionar vehículos de dos ruedas. Las motocicletas se están inspeccionando desde 1987 y la ITV a ciclomotores se implantó en 2007.

Nos quedamos con las palabras del director general de Tráfico, Pere Navarro. “España cuenta con un sistema de inspección técnica de vehículos (ITV) que garantiza que los vehículos reúnan unas condiciones mínimas y razonables para circular”.

#ITVSalvaVidas

Pero, ¿cómo viajar seguros? Por la parte que te toca como conductor, haz los deberes. Y eso pasa por tener la ITV a punto y los defectos corregidos. Porque la #ITVSalvaVidas es  más que un hashtag. Es una manera de defender la vida, la propia y la de quienes circulan en carretera. Incluido los peatones.

Según el último cuadro de defectología, el capítulo de alumbrado y señalización ha sido el defecto grave más común (11,2%), seguido de del emisiones contaminantes (4,9%) y el capítulo de ejes, ruedas, neumáticos y suspensión (4,3%).

1-Periodicidad

Las motocicletas tienen que pasar su primera ITV a los 4 años desde la 1ª matriculación. Después de ésta primera revisión tiene que realizar las inspecciones con una periodicidad de cada 2 años.

Los ciclomotores están exentos hasta el 3º año desde su primera matriculación; después las inspecciones pasarán a ser cada 2 años.

2- ¡Que te vean!

Y para eso es necesario un buen alumbrado y una buena señalización que garantice la seguridad tanto de los motoristas como de los peatones y del resto de vehículos.

Según recoge el Manual de Procedimiento de inspección de las estaciones ITV, el inspector tendrá en cuenta aspectos como el número de luces, su funcionamiento, el color de luz emitida, la homologación, el estado de los dispositivos, la conmutación carretera/cruce… Y recuerda, las luces de cruce siempre encendidas

3- Fuera malos humos.

Porque los datos no son buenos y se colocan en el segundo puesto del ranquin de defectos graves. Del total de motocicletas que pasaron la ITV (1.011.257), casi 50.000 tuvieron problemas de emisiones contaminantes, todos ellos graves, lo que las inhabilita para circular excepto para el traslado al taller y vuelta a la ITV para nueva inspección antes de dos meses.

Al igual que ya sucede con el resto de los automóviles, la DGT ha clasificado el parque español de motocicletas en función de su contaminación, dentro del Plan Nacional de Calidad del Aire y protección de la Atmósfera (Plan Aire). La catalogación de estos vehículos, que representan el 15% del total de los que circulan en el país, se divide en Cero, Eco, C o B. La adquisición y colocación de los adhesivos no es obligatoria, pero se recomienda.

4- Ejes, ruedas, neumáticos, suspensión

Porque las ruedas y neumáticos son los pies que nos sujetan al suelo; porque la suspensión, además de facilitarnos comodidad es un gran elemento de seguridad, dado que al ir entre los ejes y el chasis facilitará la estabilidad al vehículo

En la ITV se examinan las horquillas de suspensión, para descartar fugas de líquidos en retenes.

5- Frenos

La moto es sometida a una prueba de frenos en un banco de rodillos, al objeto de comprobar que el sistema de frenado es eficaz. Importante que el grosor de las pastillas de freno sea igual y que los discos no estén rayados.

6-Ruidos

 

Prueba específica para los vehículos de dos ruedas, se debe asegurar que los niveles de ruido permanecen dentro de los márgenes de homologación establecidos, más algunos decibelios adicionales.

7- Otros elementos a tener en cuenta:

El número de bastidor en perfecto estado y la matrícula bien anclada y legible.

-La documentación necesaria siempre a punto: ficha técnica y el permiso de circulación del vehículo. Siempre los documentos originales. Es conveniente llegar el recibo del seguro con la documentación.

-Todos los elementos extras que no vengan de fábrica deben estar homologados (retrovisores, escapes,…)

-Claxon: debe funcionar adecuadamente y estar homologado

-Ciclomotores. Son sometidos a una prueba específica de velocidad y no pueden superar los 50 Km/h. Es importante mantener los topes de velocidad que venían instalados de fábrica.

-La ropa de seguridad. No es obligatoria pero póntela aunque haga calor. En caso de accidente evitarás daños más graves. No olvides que en una moto tu cuerpo actúa de carrocería.

Ya sólo nos queda desearte feliz viaje y como dicen los sabios moteros,

“nunca tengas miedo de andar más despacio”.

Compartir esta página:

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *